Poder Espiritual

Download PDF Download PDF

¿Dónde se origina el poder espiritual? (Bosquejo de Sermón)
2 Corintios 12:9-10

Introducción
Hay muchos productos que prometen energía instantánea y poder. Hay una bebida que promete dar cinco horas de energías a personas cansadas. Hay vitaminas que prometen renovar energías perdidas y permite que la persona practique algún deporte después de un día de trabajo duro. No obstante, no nos sentimos fuertes ni poderosos.
• Nos falta fuerzas para detener las cosas malas o enfrentar a las aflicciones y tristezas de la vida
• Nos falta energías para combatir el cansancio espiritual, físico y emocional
• Nos falta poder para vencer a las tentaciones y nos identificamos con el verso que dice: “el espíritu está listo pero la carne es débil (cansada)” (Mat. 26:41)

Todos necesitamos algo para ayudarnos a fortalecer el espíritu. Una buena dieta de lectura bíblica y oraciones diarias puede ayudar mucho al cristiano agobiado. Dios nos promete fuerzas y la posibilidad de vivir con poder la vida espiritual. Leer las siguientes referencias:
• Efesios 3:20-21 – Dios hace lo que no podemos hacer y de manera abundante
• Filipenses 4:13 – Podemos hacer todo siempre con la ayuda y poder de Cristo
• 2 Corintios 12:9-10 – En nuestra debilidad es donde se manifesta el poder de Dios

I. Para vivir una vida de poder espiritual hay que recordar que podemos ser débiles
1. Todos nos hemos sentido débiles – aun el apóstol Pablo se sintió. Su “aguijón en        la carne” (2 Cor. 12:7) le dejaba débil y molesto. Pablo quería que se lo quitaran            pero Dios operó a través de esa debilidad del apóstol.
2. Véase Efésios 1:18-19
3. A cada lugar que pasaba Cristo habían enfermos para que él sanara,                       regresándoles a una vida útil y practica.

II. ¿Cómo pueden las debilidades transformarse en poder?
1. No creas que el simple hecho de encontrarte débil te transformarás en fuerte. No       es eso lo que enseña la Escritura.
2. ¿Cómo pueden las debilidades transformarse en poder?
a. ¿Cuándo es que pides socorro? Mientras puedes hacer las cosas tu solo no             necesitas ayuda, aun la ayuda de Dios. (Ejemplo: Mover un objeto pesado) Cuando       concluimos que no podemos llevar a cabo algo solos, ni lograr algo solos, oramos a       Dios.
b. Al orar a Dios y pedir su ayuda, nos hacemos fuertes. Nuestra debilidad                   combinada con la gracia y la ayuda de Dios, nos hace fuertes.
c. Solo cuando descuidamos o rehusamos la ayuda de Dios nos sentimos                     desprovistos de poder, débiles, abandonados.
3. Recordemos el ejemplo de Israel. Mientras todo iba bien y estaban cómodos no       acudían a Dios. Cuando rehusaban tanto a Dios como su poder, la vida de ellos           era débil. Siempre que descuidaban a Dios se sentían débiles y desanimados. Al         tener que luchar grandes batallas, ¿a quien acudían? A Jehová Dios. A él                     clamaban al mismo tiempo que reconocían sus limitaciones y necesidades. ¿Y que       hacía Dios? Él siempre les daba poder y luchaba por ellos, y así ellos se                       transformaban en un ejercito poderoso e invencible.
a. Sansón no solo tenía fuerzas en su físico ni en el cabello, sino en Dios
b. Al regresar los espías de la tierra prometida, desanimaron al pueblo de Israel             diciendo:”No podemos llevar a cabo tan gran empresa”. Y era verdad. Solos no,           pero con la ayuda de Dios todo sería posible porque con él todo es posible (Lucas       1:37)
c. Lo mismo acontece a nosotros. Nuestro poder verdadero nunca está en                   nuestros recursos o fuerzas, sino en Dios que nos fortalece.

III. ¿Cuál es el secreto de una vida espiritual poderosa? El secreto es depender de Dios.
1. No es imaginar si no tuviéramos debilidades seriamos fuertes. Si creemos que podemos conquistar todas las debilidades o limitaciones y soportar todo nosotros, estamos equivocados. Jamás seremos tan débiles que cuando creemos que no necesitamos a Dios.
2. El secreto no es esconder nuestras debilidades para que nadie se entere. Escondemos o fingimos que todo está bien, pero solo cuando somos honestos y autenticos es que Dios nos fortalece.
3. Somos dependientes de Dios
4. El secreto no es tan solo conocer a muchas Escrituras, aunque eso sea importante
a. El conocimiento de la Palabra de Dios nos ayudará, pero solamente si eso nos         lleva a conocer a Dios y depender de él.
b. Si dependemos de nuestros conocimientos seremos como los que Pablo                 menciona en 1 Corintios 8, que se hicieron arrogantes con sus conocimientos.
5. El secreto de vivir una vida espiritual poderosa es Dios: es buscar la ayuda y la presencia de Dos en todos los aspectos de la vida
a. Salmos 46:1; 18:31-32; 33:16-17
b. 2 Timoteo 4:16-17

Conclusión
“Cuando soy débil entonces soy fuerte..” Esta es mi historia. No es mi fuerza ni mis habilidades que me hacen fuerte en el espíritu, es el poder de Dios presente en mi vida, operando en mi corazón, protegiéndome y ayudándome todos los días de mi vida. Sin Dios, aparte de sentirme débil, me siento derrotado.

Nuestras debilidades combinadas con la gracia y la ayuda de Dios hace que mi vida espiritual sea fortalecida. Que aprendamos a clamar a Dios y buscar su ayuda y poder para la vida diaria. Ya no somos independientes. Dependemos del poder de Dios.

Preguntas para grupos pequeños:
1. ¿Qué sucede con frecuencia a cristianos fieles?
2. ¿Por qué creemos que podemos hacer todo sin Dios?
3. ¿Es pecado sentirse débil? O ¿Es preferible fingir que somos siempre fuertes?
4. ¿Es conocer las Escrituras es el secreto de una vida poderosa?
5. ¿Qué tan difícil es obtener la ayuda de Dios? ¿Por qué no la pedimos con más frecuencia?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>